lunes, 22 de junio de 2009

...corazón de niño...

…ayer soñé contigo, princesa mía,
caminábamos tomados de las manos
por un enorme parque,
había árboles azules y pájaros dorados,
pareciera un mundo mágico, lleno de colores,
el país de las maravillas;
se acercó un conejo con un gran sombrero,
y nos regaló una zanahoria morada;
luego apareció una sonriente ardilla verde,
y nos dio una nuez roja;
se vislumbraba un lindo paisaje,
las nubes se movían sigilosamente
alrededor de una luna,
cuando de pronto apareció una debajo de nosotros,
y navegamos a los alrededores de aquel mundo;
pasábamos por blancas colinas, cerca de un molino de oro,
había pececillos plateados nadando en los cielos
y delfines descansando en palmeras de cristal;
después de aquel extraordinario viaje,
la nube nos dejó en lo alto de una montaña rosa,
para luego deslizarnos como tobogán
hasta caer en lo que sería una laguna con los colores del arcoíris,
sorprendiéndonos de manera inmediata lo que veíamos en ella:
éramos tu y yo, convertidos en niños…

1 comentario:

June dijo...

Reestablecer la infancia...creo que se puede, pero como un relámpago en el instante. Un abrazo.